lunes, 18 de junio de 2018

Los docentes también lloran

Esos seres que nos ayudan en la educación de nuestros hijos también lloran, sufren por nuestros niños y por nuestras palabras. No está de más ponerse en el lugar del otro, así le entenderemos mejor.